Realizan taller de canotaje como herramienta de desarrollo juvenil en Lota

El taller “Navegando Mis Recursos” ofreció, a niños y jóvenes de la comuna, la oportunidad de fortalecer habilidades sociales a través del deporte y la conexión con el mar.

En la costa de Colcura, se llevó a cabo el taller “Navegando Mis Recursos”, una iniciativa organizada por el programa de Acompañamiento Familiar Territorial (AFT – PF) Umbral Lota de Corporación Catim y que tuvo el auspicio del Programa de Jóvenes de la Ilustre Municipalidad de Lota, a cargo de Lesly Troncoso, y dirigida por el instructor César Orellana.

“Eventos como este son esenciales para el desarrollo de nuestros niños y jóvenes”, enfatiza Karen Salgado Vega, directora del programa AFT – PF Lota. “Les brindan la oportunidad de explorar nuevas experiencias, fortalecer habilidades y conectar con su entorno natural”, explica.

Antes de subirse a las canoas, los niños recibieron una charla técnica que despertó su entusiasmo y curiosidad por el mar. “Fue una experiencia increíble”, comparte uno de los jóvenes participantes. “Nunca antes había tenido la oportunidad de remar en el mar. Me divertí mucho y aprendí sobre trabajo en equipo y superación personal”, manifestó.

La actividad no solo proporcionó diversión y emoción, sino también un espacio para el aprendizaje y el crecimiento personal. “Es maravilloso ver cómo actividades como estas pueden inspirar y motivar a nuestros jóvenes”, comenta la directora.

Además, los participantes fueron invitados a unirse al club de canotaje local, demostrando habilidades que podrían potenciar en este deporte. “No siempre tenemos estas oportunidades”, reflexiona el joven participante. “Estoy agradecido por esta experiencia”, agregó.

Por su parte, el alcalde de Lota, Patricio Marchant Ulloa, señala que esta iniciativa es importante porque “hay que ir creando espacios e ir integrando a nuestros niños, tenemos que cuidarlos y protegerlos. Gracias al Programa de Jóvenes por apoyar esta actividad. Los niños lo pasaron muy bien. Nos sentimos parte de la niñez y estamos felices por la realización de este tipo de actividades”.

La actividad enseñó habilidades deportivas y al mismo tiempo cultivó valores fundamentales como la confianza en uno mismo, la gestión del estrés y la comunicación efectiva, demostrando el poder transformador del deporte y la naturaleza en el desarrollo integral de los jóvenes.