[Columna de Opinión] “Confinamiento Desfavorecido”

El jueves 10 de junio del 2021, se anunció nuevamente el retroceso a fase 1 para muchas ciudades y comunas de nuestro país. Es importante mencionar que la gran mayoría de ellas ya se habían mantenido en cuarentena por largo tiempo anteriormente.

Por Sasha Jiménez.

Desde que la pandemia comenzó, se han vivenciado cambios a nivel educacional, social, laboral, emocional y económico en todos los grupos familiares, sin embargo, cabe destacar que quienes mayormente se ven perjudicados son quienes viven en hacinamiento, quienes se sustentan del trabajo diario, y por supuesto; niños, niñas y adolescentes.

Los niños se encuentran en una etapa donde la socialización es un factor que influye en el desarrollo, donde formar vínculos con otros, compartir experiencias, y apreciar su entorno; son factores esenciales para un adecuado y sano desarrollo bio-psicosocial, sin dejar de mencionar que la escuela es uno de los principales agentes de socialización de esta población, y el confinamiento precisamente no está ayudando en esto, al contrario, está afectando en gran manera el desarrollo adecuado, esto lo valida un estudio realizado por Erades y Morales (2020) la que refiere al impacto psicológico del confinamiento por COVID 19 en niños, niñas y adolescentes, señalando que un 69,6% de la población estudiada ha demostrado respuestas emocionales y conductuales negativas, tales como: irritabilidad, desinterés y desmotivación. Mientras que, en cuanto al resto del grupo familiar, es decir, adultos responsables, un estudio llevado a cabo por Órgiles et al (2020) señala que el estrés parental, es decir, el estrés que esto está generando en padres y adultos responsables, se encuentra directamente relacionado con la sintomatología ansiosa que desarrollan los niños y jóvenes tras esta situación, pues, el confinamiento está afectando también a todo un grupo familiar en sus distintas dimensiones, y junto con ello, se han presentado además, nudos críticos en el trabajo de abordaje de intervención familiar de los distintos programas de acompañamiento y asistencia familiar.

Sin embargo, como equipo perteneciente al Programa de Prevención Focalizada (PPF) Umbral Bio- Bío Los Ángeles, de Corporación CATIM, de igual manera hemos trabajado en mitigar estos efectos, no sólo a través de un trabajo enfocado en los niños, niñas y adolescentes, porque para poder mitigar aquellos efectos del confinamiento en dicha población, necesitamos que tengan un soporte sólido en el cual sostenerse y este soporte es la familia, sus padres o su adulto responsable. Es por ello que estamos llevando a cabo un trabajo con todo el grupo familiar basado en la educación emocional, contención, acompañamiento, y lo más importante, un trabajo colaborativo en red; a fin de poder empoderar a nuestras familias a través de la conexión con redes que generen apoyo y guía,  promoviendo que el primer y más importante sustento; son ellos mismos, razón por la cual necesitamos familias que puedan promover un ambiente seguro, confiable y amoroso para los niños y para sí mismos.

Para esto, es por lo cual trabajamos día a día, fortaleciendo habilidades parentales, promoviendo una crianza respetuosa y basada en el buen trato, por lo tanto, hemos brindado soporte de contención, guía y aprendizaje, porque a lo largo de esta crisis sanitaria a todos nos ha tocado aprender. Hemos tenido que aprender a trabajar con nuestras familias participantes a través de una pantalla y lograr que sientan ese apoyo, esa compañía y esa calidez que comúnmente se percibe como si estuviéramos a su lado, porque lo estamos, pero desde la distancia, y a través de ello, es que como equipo, queremos a través del desarrollo de nuestro quehacer profesional, mitigar los otros síntomas de la pandemia, tales como, la violencia, el miedo, la desinformación y el confinamiento desfavorecido, ese que ataca a los grupos más vulnerables de nuestra población y a los niños, niñas y adolescentes que están siendo privados de conocer, explorar y aprender de su entorno, todo, por esta crisis sanitaria.

Sasha Belén Jiménez Escobar – Psicóloga Umbral Bío Bío Los Ángeles, CATIM.